sábado, 11 de agosto de 2012

Carl Czerny, el compositor eclipsado.



Carl Czerny (1791-1857)
SYMPHONIE NR.1, Op.780
Brandenburgisches Staatsorchester Frankfurt
Dir: Nikos Athinaos.
(CHRISTOPHORUS)
*

La biografía musical de Carl Czerny (1791-1857) atraviesa el puente que lleva de la liquidación neoclásica a la eclosión romántica. Digamos, para graficar, el destino de un Rossini, un Cherubini, un Spohr. En ese puente hay un monumento al genio llamado Beethoven. Pero, según afirma el infalible perogrullo, genios son sólo los seres geniales. Entonces: dejémoslo de lado para no bloquear el tráfico.
*
Czerny vivió en la Viena ya convertida en el Vaticano de la música. Y la verdad es que no le fue mal. Se convirtió en uno de los virtuosos de esa novedad técnica llamada pianoforte y se lo enseñó a tocar a las familias de la crema mejor batida de la corte imperial. Cualquier estudiante de piano ha aprendido así mismo con él, no por razones de edad sino por las didascalias deliciosamente eficaces que nos dejó impresas.
*
Ser un virtuoso de aquellos tiempos tiene sus ventajas para quien goza de tal fama y sus inconvenientes para la posteridad. Los virtuosos vivían, sobre todo, de improvisaciones, temas con variaciones de temible dificultad que raramente llegaban a ser escritas o que lo eran en ínfima minoría de ejemplos. O sea que, fuera de sus comedidas invenciones para el teclado, el arte de Czerny se perdió en las engañosas páginas mudas de la leyenda.
*
Distinto es el destino de sus sinfonías. ¿Escribir sinfonías en la Viena de Beethoven? Sí, claro, sin perder los estribos se podía y Czerny es un ejemplo. Schubert también lo hizo, aunque sin grandes pretensiones. Obedeciendo al esquema clásico de los cuatro movimientos – los cuatro temperamentos, las cuatro estaciones del año, las cuatro edades de la vida: nada menos – Czerny evoluciona hacia una retórica del melodismo amplio y encadenado que, sin ser el descabello romántico, se va tiñendo de romántica sensibilidad. Y todo con un aparato orquestal sucinto, como para no salir del amable salón dieciochesco porque en la calle truena el la ira de los revolucionarios.
*
Compositor muy prolijo, Czerny compuso seis sinfonías, tal vez el género al que le prestó menos atención por las razones antes expuestas. La primera sinfonía, titulada "Gran Sinfonía", data de 1840, lo que indica que Czerny abordó esta disciplina hacia el final de su carrera artística. Para 1840 ya habían muerto Beethoven y Schubert, pero empezaban a conocer el apogeo Mendelssohn y Schumann. La "Gran Sinfonia" de Czerny se emparenta en muchos aspectos con la 1ra sinfonía de Mendelssohn, aunque por supuesto se perciben las influencias de Haydn y Beethoven. De Haydn mantiene la estructura típica, con amoldaduras eminentemente clásicas, pero a diferencia de Schubert, Czerny es capaz de imprimirle a su modo el pathos contrastante que caracteriza a las obras de su mentor, Beethoven. Se trata de una obra hermosa e importante, la interpretación de Athinaos, hoy presentada, es modélica.
*

M-S.

5 comentarios:

Mahlerite-Shosta dijo...

https://rapidshare.com/files/3325017528/Carl%20Czerny%20-%20Symphony%20No.%201%20in%20C%20minor_%20Op.%20780.rar

Carlos dijo...

Muchas gracias, M-S, los pianistas no tenemos muy buena opinión de este autor; por un lado por sus estudios obligatorios en todos los programas de los conservatorios; por otro por unos pianos que llevan como marca el nombre de este compositor (horribles). Seguro que con su post colabora a devolver el buen nombre a este autor, puesto que siempre selecciona música de la mejor calidad.
Gracias de nuevo y un cordial saludo.

Mahlerite-Shosta dijo...

Gracias por los comentarios. Si aún Czerny es de uso obligatorio en los Conservatorios, no ha de ser tan malo, espero que con ésta obra le caiga un poco más simpático.

Saludos,

M-S

Pablo Vitus dijo...

..Hola, gracias por el aporte! A mi en lo personal me parece un genial compositor, amo sus obras para Piano y todas las demás que he podido conseguir..no he escuchado sus sinfonías, pero lo haré con la mayor atención.

Gracias.

Graciela Cafaro dijo...

Qué bueno lo dicho sobre Czerny. Estoy haciendo una tesis doctoral sobre la obra de este autor, asi que todo aporte me enriquece