lunes, 27 de diciembre de 2010

Bicentenario de Schumann: La Renana


Robert Schumann
SYMPHONIE NR.3, Op.97 "Rheinische" (Renana)
Koninklijk Concertgebouworkest, Amsterdam
Dir: Bernard Haitink.
(Philips)
*
Finalizando el año bicentenario del nacimiento del gran Robert Schumann, cerraremos el año con sus dos últimas sinfonías, la 3ra y la 4ta.
*
A pesar de llevar el Nr.3, la Sinfonía Renana es la última sinfonía compuesta por Robert Schumann. La misma fue creada entre el 2 de noviembre y el 9 de diciembre de 1850. El estreno se llevó a cabo en Düsseldorf, el 6 de febrero de 1851, con el mismo compositor dirigiendo la obra. La 3ra constituye una respuesta definitiva a quienes han dudado y aún dudan de las habilidades del compositor como orquestador. Su seguridad de orquestación en esta oportunidad revela contundencia y demuestra la posibilidad de unir el lirismo romántico con la forma sinfónica plena, en contraposición a la reglas impuestas por Beethoven, y que señalarían en lo sucesivo las rutas a seguir en las grandes sinfonías de compositores del romanticismo tardío.
*
Aunque Schumann era enemigo de la música explícitamente programática, en la Renana se aprecian elementos programáticos no confesados y que se manifiestan sólo en forma de insinuaciones. El nombre de la obra está basado en un paseo de verano que el compositor hizo con su esposa Clara por la región alemana de Renania, siendo para entonces director de Música en Düsseldorf, y de cuya experiencia fue esbozando la música, basado en sus visiones de la campiña, del escuchar de su música folklórica, y de la liturgia germánica. La Renana, en conjunto con el maravilloso concierto para cello, forma parte del último período de explosión creativa del compositor, antes de sufrir el último y definitivo menoscabo de sus facultades mentales que finalmente lo llevarían a la muerte.
*
Sin entrar en detalles profundos en el análisis de la obra, que por su complejidad e importancia en el repertorio sin duda los merecería, la Renana es el prototipo de obra sinfónica del más puro romanticismo centroeuropeo y constituye base y modelo para el estilo que se siguió para componer en este género en el resto del siglo XIX. Su riqueza melódica, su brillante orquestación, su deliberada forma rapsódica, las alegorías programáticas, la estructura cíclica, la necesidad de llevar el discurso en un esquema diferente a los clásicos cuatro movimientos y el uso de leitmotiv son características que hacen de la Renana el gran prototipo señalado. Es una de las verdaderas grandes sinfonías de todo el repertorio universal.
*
Por supuesto a una obra tan importante le sobran grabaciones que la engalanen. Existen muchas, y para todos los gustos, la mayoría de las existentes en disco al menos le hacen justicia.
*
Podría recomendar al menos 10 grandes grabaciones. En esta ocasión he escogido la del maestro Bernard Haitink por ser una de las más brillantemente ejecutadas y con un sonido de excepción. Aca se aprecia a un director y a una orquesta realmente en sintonía con la obra y demuestran dar lo mejor de cada uno para exponer todas las virtudes que posee esta gran obra del celebrado compositor.
*
M-S.

3 comentarios:

Mahlerite-Shosta dijo...

http://www.4shared.com/file/0UjkXaOf/Schumann_3_Haitink.html

Julio Salvador dijo...

Estimado amigo. Antes que nada felicitarte las fiestas y desearte un muy feliz año 2011. Que nos traiga sobr todo salud y amor. Que podamos seguir disfrutando de ese placer tan sublime que proporciona la música.
Preciosa la elección de Haitink en una tercera genial.
Un fuerte abrazo.

Mahlerite-Shosta dijo...

Gracias, Julio. Feliz Navidad y te envío mis mejores deseos de igual modo para el 2011. Tu Blog ha sido para mí la revelación del año, por tu magnífico gusto en lo que publicas, y ciertamente han hecho mis días del 2010 más felices y llevaderos, sigamos así en el nuevo año! De nuevo con mucho afecto, un Feliz Año 2011!

M-S.