domingo, 7 de marzo de 2010

Todo Tchaikovsky: Francesca da Rímini.


Piotr Ilich Tchaikovsky
FRANCESCA DA RIMINI, Op.32
Chicago Symphony Orchestra
Dir: Daniel Barenboim
(DG)
*
Francesca da Rímini fue compuesta por Tchaikovsky entre el 7 de octubre y el 17 de noviembre de 1.876. Fué estrenada el 9 de marzo de 1.877, en Moscú, donde Nikolai Rubinstein tuvo a su cargo la dirección de la Orquesta de la Sociedad Musical Rusa.
*
Probablemente después del Romeo y Julieta, la primera Obertura-Fantasía tchaikovskiana, ya presentada por este medio, Francesca da Rímini no tiene parangón como descripción de la pasión ardiente en la plenitud de sus extremos. La intensidad que transmite esta música, sus impulsos y sus hermosas melodías de amor son tan inmediatas e inconfundibles que, o nos dejamos arrastrar por el impulso pasional, o nos escondemos avergonzados o escandalizados por ella. No hay duda en que se trata de música programática en su forma más explícita.
*
La inspiración de la obra revela muchísimos aspectos autobiográficos del compositor y en este sentido quedan plasmadas en la partitura los deseos, anhelos y frustraciones del mismo, describiendo el orígen, auge y caída de un amor maldito. Basada en el Quinto canto del Infierno de la Divina Comedia de Dante, la Obertura describe los amores prohibidos de la princesa Francesca con Paolo, el hermano de su prometido, el Ogro Malatesta. Malatesta descubre a los amantes abrazados y les da muerte. El alma de Francesca va entonces al infierno a unirse a las almas de aquellos otros quienes en vida se abandonaron a los placeres de la sensualidad. Francesca en su canto explica por qué está en el Infierno.
*
La Divina Comedia de Dante en su Quinto canto:
*
"Luego se empezaron a oir voces plañideras y llegué a un sitio donde me estremecieron grandes gemidos. Penetrábamos en un lugar que no tenía luz y rugía como el mar tempestuoso cuando está combatido por vientos contrarios. La tromba infernal que no se detiene nunca envuelve en su torbellino a los espíritus, los hace dar vueltas continuamente, los hiere y los molesta; cuando se encuentran ante su soplo se producen los gritos, los llantos, los lamentos y las blasfemias contra la virtud divina"."Supe que estaban condenados a semejante tormento los pecadores carnales que sometieron su razón a sus lascivos apetitos; de la misma forma que los estorninos vuelan en grandes y compactas bandadas en la estación de los fríos, así aquel torbellino arrastra a los espíritus malvados acá, allá, arriba, abajo, sin que éston tengan nunca la esperanza de gozar de un momento de reposo ni de que su pena se aminore. Y del mismo modo que las grullas lanzando sus tristes acentos forman todas una prolongada hilera en el aire, así también ví venir exhalando gemidos, a las sombras arrastradas por aquella tromba". Cuando oí a mi sabio nombrar a las antiguas damas y caballeros me sentí lleno de piedad y quedé como aturdido. Empecé a decir: -Poeta, quisiera hablar a aquellas dos almas que van juntas y que parecen tan ligeras porque van impelidas por el viento. Y él (Virgilio) me contestó: -Espera que estén más cerca de nosotros y entonces pídeles que por el amor que las conduce que se dirijan hacia tí. Tan pronto como el viento las impulsó hacia nosotros alcé la voz diciendo:-Oh, almas atormentadas, venid a hablarnos si otro no se opone a ello."Como dos palomas excitadas por sus deseos, se dirigen con las alas abiertas y firmes hacia el dulce nido, llevadas en el aire por una misma voluntad, de esta manera salieron aquellas dos almas de entre la multitud, dirigiéndos hacia nosotros a través del aire malsano atraídas por mi fuerte y afectuoso llamamiento". Francesca:"¡Oh, ser gracioso y benigno que vienes a visitarnos en medio de este aire negruzco, a nosotros que teñimos el mundo de sangre, si fuéramos amados por el rey del universo le rogaríamos por tu tranquilidad, ya que te compadeces de nuestro acerbo dolor! Todo cuanto te plazca oir y decir te lo diremos y escucharemos con gusto, mientras continúe el viento tan tranquilo como ahora. La tierra donde nací está situada en la costa donde desemboca el Po con todos sus afluentes para descansar en el mar. Amor, que se apodera pronto de un corazón gentil, unió éste a aquel hermoso cuerpo que me fue arrebatado y siento aún el dolor que me causó tan inesperado golpe. Amor, que no dispensa de amar al que es amado, hizo que me entregara tan vivamente al placer de que se embriagaba éste, que, como ves, no me abandona nunca. Amor nos condujo a la muerte. Caín espera al que nos arrancó la vida".
*
"Tales fueron las palabras de las dos sombras. Al oir a aquellas almas heridas bajé la cabeza y la tuve inclinada tanto tiempo, que el poeta me preguntó:-¿En qué piensas?-¡Ah! -exclamé al contestarle-, cuántos dulces pensamientos, cuántos deseos los han conducido a este doloroso lugar. Después me dirigí hacia ellos diciendo: -Francesca, tus desgracias me hacen derramar tristes y compasivas lágrimas. Pero dime: cuando lanzabais los dulces suspiros, ¿como os permitió Amor conocer vuestros inciertos deseos? Ella me contestó:"No hay mayor dolor que acordarse del tiempo feliz en la desgracia; y eso lo sabe bien tu Maestro. Pero si tienes tanto deseo de conocer cual fue el principal orígen de nuestro amor, haré como el que habla y llora a la vez. Leíamos un día por pasatiempo las aventuras de Lancelot y el modo como cayó en las redes del amor, estábamos solos y sin abrigar sospecha alguna. Aquella lectura hizo que nuestros ojos se buscaran muchas veces y que palideciera nuestro semblante, mas un solo pasaje fue el que decidió nuestra suerte. Cuando leímos que la deseada sonrisa de la amada fue interrumpida por el beso del amante, éste, que jamás se separará de mí, me besó tembloroso en la boca; el libro y quien lo escribió fue para nosotros otro Galehaut: aquel día ya no leímos más"."Mientras un alma decía esto, la otra lloraba de tal modo que, lleno de compasión, yo desfallecía como si muriera y caía como cae un cuerpo sin vida".
*
La Obra.
*
De acuerdo con el compositor, la obra está dividida en tres partes: 1) Introducción: la Puerta del Infierno (abandonad toda esperanza, vosotros que entráis); 2) Francesca relata su amor por Paolo; y 3) El Tumulto del Hades y conclusión.
*
Las secciones exteriores exponen el tema del Infierno y preparan en ambos sentidos el humor del movimiento central que expone el tema lírico. Durante los extremos se desencadenan admirables armonías cromáticas disonantes que constantemente anhelan una resolución, en un claro prolegómeno sigloveintero. La música oscila y se mueve sobre notas bajas sostenidas que se mantienen en ciclos, negando la deseada resolución que tarda mucho en llegar y aumenta los niveles de angustia y desasosiego. Finalmente después del tormentoso despliegue orquestal se establece la transición hacia la segunda parte, donde se expone en toda su plenitud y belleza el tema de amor, donde ya para ese momento el escucha queda liquidado y no le queda otra que dejarse arrastrar. El final retorna a la misma atmósfera densa y exasperante de la primera parte, llevando finalmente a una coda que no es ni optimista ni pesimista, sino que obra a manera de moraleja.
*
De todo el repertorio sinfónico existente en este género que perfectamente puede entrar dentro de lo que conocemos como Poema Sinfónico, Francesca da Rímini es una de las más imponentes páginas musicales alguna vez plasmada en partitura. Grabaciones hay varias, no demasiadas como ocurre en Romeo y Julieta, tal vez suceda aca lo mismo que veremos en Manfredo, pero dentro del puñado de buenas grabaciones, Daniel Barenboim ha dejado una grabación de antología, por la perfección alcanzada, el desgarrador discurso, el lacerante cuidado en los detalles y el implacable sonido, cosa que lamentablemente no se han encontrado en grabaciones tchaikovskianas posteriores de este director para otros sellos. Esta grabación es con mucho la preferida de quien escribe, y la traigo en magnífico despliegue sonoro de 320 kbps para que pueda ser apreciada en la mejor plenitud posible. Abandonad toda esperanza, vosotros que escucháis.
*
M-S.

11 comentarios:

Mahlerite-Shosta dijo...

http://www.4shared.com/file/235877583/b21bdf4f/02_Francesca_da_Rimini_symphon.html

Alex dijo...

Hola. Si todavía buscás el Rinaldo de Brahms:

http://airesimpalpables.blogspot.com/2010/01/brahms-rinaldo.html

aunque no es la de Chandos. También puedo postear El canto de las Parcas, si te interesa.

Saludos y gracias por tu excelente blog

Alex

Mahlerite-Shosta dijo...

Gracias, Alex, me interesa la de Chandos, pero evaluaré también la que propones. También te acepto el de las Parcas. Un abrazo.

Alex dijo...

Hola
En Classical Archives han posteado las obras completas de Brahms, que parece incluye el disco de Chandos que buscas:

http://classicalarchives.wordpress.com/2010/03/12/johannes-brahms-%E2%80%93-complete-edition-60-cds/

Saludos !

Mahlerite-Shosta dijo...

Amigo, muchas gracias por la información. Ya le eche un vistazo a tu Blog y está muy bueno, de hecho ya me hice fan. Un abrazo.

Bubo dijo...

¡Ah M-S, y que podría decir yo!
Como asevera un amigo mío en estos casos: “Tchaikovsky puro y duro”.
Por más que escucho esta obra siempre me impresiona, y esta versión es maravillosa. Barenboim logra una verdadera referencia. Borda la versión y la interpretación es de un virtuosismo magistral.
Otras versiones que también me entusiasman son las de Bernstein con la Filarmónica de Nueva York y Stokowski con la Sinfónica de Nueva York.
No quiero corregirte ni mucho menos pero mi lema para esta obra sería: “Vosotros que habéis llegado hasta aquí, escuchad esto detenidamente y encontraréis vuestra esperanza”.
Preciosa obra y precioso ensayo, muchas gracias M-S, y vuelvo a sumergirme en Francesca.
Bubomasz

Anónimo dijo...

la peor version es la de pletnev...
la mejor, ¡bernstein!

a ver que tal barenboim, gracias.

Anónimo dijo...

la peor version... pletnev
la mejor, ¡bernstein!

a ver que tal barenboim, gracias

Mahlerite-Shosta dijo...

Estimado amigo, coincido en que el Tchaikovsky de Pletnev es bizarro y a mi juicio desaconsejable, sin embargo sus grabaciones de los Poemas Sinfónicos tienen momentos de interés y no resultan atroces como sus lecturas de las sinfonías.

La Francesca de Pletnev dista de ser la mejor pero tampoco me parece la peor. Las hay peores, creeme.

Con respecto a la de Bernstein, aunque buena, me parece distante de ser la mejor. Aunque se reconoce la siempre diestra garra de Bernstein, se nota que no logra penetrar del todo en el pathos Tchaikovskiano que encontramos de
igual modo en Manfredo. Es de entender que un director que nunca apreció la grandeza de Manfredo tampoco haya mostrado el mejor compromiso con Francesca, lo cual se nota en su grabación. Y que conste que soy gran admirador de Lenny, pero al César lo que es del César.

Para auténticas Francescas de 5 estrellas, Barenboim, Stokowski, Chailly y la última que grabó Svetlanov para el sello Canyon
que barre absolutamente con todo.
Vendré con Svetlanov si hay interés.

Saludos,

M-S

Anónimo dijo...

Gracias por la respuesta.
Espero escuchar esa versión, muchas gracias de antemano...
de bernstein conozco dos, CBS y DG y son muy diferentes entre sí...
la primera fue mi primer contacto con esta pieza (eso influye en uno porque es tu punto de referencia para comparar); la segunda (DG)es mi favorita, por lo menos hasta ahora.
la de Chailly es excelente, mucha razon tienes.
sigo pensando que la de pletnev es la peor teniendo en cuenta la gran fama que este músico ostenta y el prestigio de la orquesta que dirige; de las sinfonias escuche la cuarta y la sexta... ¡las asesinó!
voy a escuhar sus versiones de las suites y los ballet a ver que tal.
Y con Barenboim te luciste, muy buena
Saludos, gran blog
Jorge

PD. ¿por casualidad tienes las canciones de tchaikovsky? hasta donde se Naxos las edito, pero no las encuentro ni en tiendas ni en internet... es lo q me falta conocer de este genial ruso.

Mahlerite-Shosta dijo...

Me complace que te haya gustado esta versión de Barenboim.

Con respecto a Lenny, tienes razón, la versión de él que conozco es la de CBS-Sony. No
conozco la de DG, aunque no me
sorprende que sea mejor que la
primera. Trataré de conseguirla para evaluarla.

Tengo canciones de Don Pedro dispersas en varios discos, pronto
publicaré a petición de un seguidor la famosa Gala en Leningrado que incluye algunas
canciones. Buscaré esa colección
en Naxos.

Saludos,

M-S.
se hizo para conmemorar